Así es el programa de ‘one-off’ de Ferrari: Por desgracia el dinero no siempre da la felicidad