Dicen que hay que poseer un Ferrari para poder encargar uno a fábrica ¿Mito o realidad?