Olvídate de las máquinas de diagnóstico: Škoda escuchará tu coche con una app