Con unos leves retoques el BMW X3 M puede ganar en prestancia y poderío