El Mercedes-Benz Clase X vuelve a caer en manos de Kahn