Este BMW M4 Cabrio no tiene nada que envidiar a los recién estrenados M3 y M4