Este Kia StingAir es excéntrico por fuera y decepcionante por dentro…