Las versiones ensanchadas de los Audi A7 Sportback y Mercedes-Benz CLS son puro músculo