Liberty Walk vuelve a la carga con una extravagante propuesta para el Toyota Supra