Hofele nos presenta un Mercedes-Benz Clase G con puertas suicidas y un interior de alto lujo